Tiradero de llantas un foco de infección.

Progreso, Yucatán a 13 de noviembre. Neumáticos acumulados en un terreno de propiedad municipal, en Progreso genera inconformidad entre habitantes del puerto, quienes aseguran que este sitio abandonado es un foco de infección para la crianza de moscos y plagas que afectan a sitios vecinos.

El mencionado tiradero de llantas está localizado en el libramiento de sur de Progreso, acumulando en su interior más de trecientos neumáticos al aire libre, que no reciben ningún tipo de tratamiento para evitar la reproducción de moscos, convirtiéndolo en un potencial foco de infección para la comunidad.

Por si fuera poco, el lugar se localiza a escasos 400 metros del parador ecoturístico “El Corchito”, siendo las propias autoridades municipales las que lo utilizan como vertedero de esta clase materiales, el edificio pertenece a las antiguas instalaciones del fallido proyecto de tratamiento de aguas negras de Progreso, y actualmente alberga entre sus instalaciones y al aire libre mas de trecientas llantas en diversos tamaños y medidas, mismas que pasan las inclemencias del tiempo en el lugar acumulando agua de este periodo de lluvias, sin recibir tratamiento para evitar que se conviertan en áreas de incubación de moscos del dengue.

Ante esta situación pobladores de las colonias vecinas a este lugar, ubicadas a escasos 100 metros del sitio en la parte trasera, comentan que temen por la salud de sus familias, ya que la cercanía de dicho tiradero, representa un foco de infección y cuna para la procreación de moscos transmisores del dengue y otras enfermedades, inducidas por dicho vector, ya que el lugar se encuentra totalmente abandonado, sin recibir la atención de las autoridades municipales, quienes continúan haciéndose de la vista gorda ante este problema.

Según comentaron los colonos del lugar, el hecho ha sido reportado en múltiples ocasiones a las autoridades, debido a la inquietud que genera el estado en que se encuentra, en donde han pedido la reubicación del tiradero a alguna zona menos perjudicial, así como el tratamiento de las llantas para evitar que se conviertan en nidos de moscos, sin embargo, la respuesta ha sido nula, por lo que no se han llevado a cabo acciones en pro de solucionar el problema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.