Piden apoyo para los lesionado de “El Cocal”.

Progreso, Yucatán a 30 de enero. Las familias de los lesionados en el accidente de “El Cocal” de hace unos días, se han visto en la necesidad de solicitar apoyo, ya que actualmente se encuentran en pleno tratamiento para atender las quemaduras que sufrieron en extremidades y rostro sus seres queridos, lo que ha significado un duro golpe para la economía de las partes involucradas.

Luego del accidente ocurrido en la panadería “El Cocal” ubicado en la calle 102 por 33 de este puerto de Progreso, familiares de los jóvenes Armando de Jesús Balam Rodríguez de 16 años y Edwin Sosa Sánchez de 23 años, se ven necesitados de apoyo para el tratamiento y recuperación de estos, quienes desafortunadamente sufrieron quemaduras de segundo y tercer grado en las extremidades superior e inferior del cuerpo, así como en el rostro, luego de que el horno del establecimiento explotara.

De acuerdo con la señora Minely Alejandra Rodríguez Carballo, madre del menor lesionado y dueña de la panadería, el accidente ocurrió luego de un intento fallido por encender el horno, situación de la que nadie se percató y que generó la salida del combustible gaseoso que posteriormente dio origen a la explosión.

Actualmente los lesionados se encuentran en hospitales públicos, sin embargo, debido a las malas condiciones en que estos los tenían fue necesario el cambio de los mismos a una clínica privada del este municipio, lo cual aunado a las pérdidas materiales sufridas en el sitio las cuales ascendieron por encima de los 70 mil pesos y a los gastos generados de la hospitalización primaria de emergencia para los tres afectados cuyos gastos ascendieron por arriba de los 80 mil pesos, la señora explica que se encuentran ampliamente afectados económicamente, por lo que pidieron el apoyo de la población para poder cubrir los gastos para la recuperación de los dos lesionados, quienes desafortunadamente aún se encuentran en un estado crítico debido a la gravedad de sus lesiones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.