Entre lágrimas dan el ultimo adiós al taxista asesinado.

Progreso, Yucatán a 14 de agosto. En caravana y acompañados por mariachis, familiares, amigos y conocidos del taxista José Gabriel Mcdonald Sánchez, alias “Chepo”, quien fuese asesinado el pasado martes por la noche al interior de su unidad.

Desde temprano este viernes, familiares, amigos y conocidos de “Chepo” arribaron a su predio para darle el pésame a su viuda y sus dos hijos, quienes velaron el cuerpo de su ser amado, luego de un par de días de intenso dolor a la espera de poder recibir los restos fúnebres, en medio de las investigaciones para el esclarecimiento del asesinato del joven taxista.

El sepelio fue acompañado por mariachis quienes interpretaron canciones, para conmemorar al taxista, posteriormente se partió desde su hogar ubicado en la calle 33 entre 84 y 86 de este puerto de Progreso, para dirigirse hacia el sitio de taxis ubicado en el parque central de este municipio costero, en donde sus compañeros trabajadores del volante, llevaron a cabo una breve, pero significativa ceremonia, donde se llevó a cabo su último pase de lista.

El taxista fue recordado como un hombre trabajador, amable y responsables, un padre de familia dedicado a su esposa e hijos y como un hijo que respetaba a sus padres; por lo que la perdida, señalaron varios de los deudos, resulta más dolorosa, ya que “Chepo” solo intentaba aquel fatídico martes por la noche, realizar su trabajo para poder llevar el sustento a su hogar.

En su estancia en el que fuera su sitio de trabajo por varios años, Javier Carvajal García, Secretario General del Sindicato Único de trabajadores del volante, taxistas, camioneros y similares de Progreso pidió un minuto de silencio, seguido de las dolorosas palabras de despedida de su viuda Nazira Pedro Medina, la cual frente a la caja de su marido expreso el dolor que deja su partida y le pidió que descansara en paz, recordándolo como el amor de su vida; seguidamente Carlos Ojeda Acevedo Secretario de Organización llevó a cabo el pase de lista para el último viaje de José Gabriel a bordo de su unidad la número 15.

Tras las ceremonias y seguido por una línea de más de 60 carros, integrada por taxis de las dos corporaciones del puerto e incluso de trabajadores del volante de plataformas digitales, el cuerpo fue dirigido al panteón municipal de este puerto de Progreso, donde descansarán sus restos mortales, en medio del llanto de su familia, dejando en esta tierra a su esposa y a sus dos pequeños, ambos menores de edad.

En medio de los actos fúnebres por el taxista fallecido, se llevó a cabo en punto de las 9am de este mismo día, la primera audiencia en contra de quien figura como el responsable del fallecimiento del conductor, del cual familiares, amigos y sociedad de Progreso, han pedido de forma enérgica sea castigado con todo el peso de la ley.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.