Enormes baches preocupan a pobladores.

Progreso, Yucatán a 23 de septiembre. Debido a las fuertes lluvias registradas la semana pasada y la falta de atención del Ayuntamiento de Progreso, calles del puerto presentan daños sustanciales en sus superficies de rodamiento, con agujeros de gran tamaño que perjudican a los vehículos y ponen en riesgo la integridad física de sus ocupantes.

Tras las lluvias que impactaron el municipio la semana pasada, diversas calles del puerto, presentaron reapertura de baches y formaciones de nuevos, los cuales aunados a la falta de prontitud por parte de las autoridades municipales para resolver tales situaciones, actualmente se han convertido en agujeros de tamaño y profundidad prominente, al grado de poner en riesgo la integridad física de los conductores que transitan con sus vehículos tales sitios, primordialmente de motociclistas, los cuales representan aproximadamente el 40% de la totalidad del parque vehicular del municipio.

Vecinos de la zona y usuarios habituales del lugar, explican que muchos de los agujeros que actualmente se han convertido en un riesgo para los habitantes, comenzaron como pequeños agujeros, sin embargo, el constante paso de vehículos y la falta de atención para que estos puedan ser reparados, provocaron el aumento de su extensión y profundidad, hasta lograr estar como actualmente se encuentran.

Debido a lo peligroso que resulta su profundidad, los vehículos zigzaguean por las calles del puerto, intentando esquivarlos, poniendo en riesgo su integridad física, la de los conductores que transitan cerca, así como la de los peatones que deambulan por el lugar.

Ante esta situación los pobladores manifestaron la urgente necesidad, de que las autoridades lleven a cabo trabajos reales para dar solución a este tipo de situaciones, ya que no posible que con cada lluvia el puerto luzca cada vez más dañado en su infraestructura.