Continúa robo de motos en Progreso.

Progreso, Yucatán a 25 de febrero. El robo de motos en Progreso, se ha convertido en un problema inaguantable para la población, debido al aumento en dicha actividad ilícita, principalmente durante lo que va de este mes de febrero.

Con aumentos en su actividad las diversas bandas dedicadas al robo de motos en Progreso, han ido expandiéndose, en las últimas semanas, al grado de generar una red criminal en el puerto, en donde se ven involucrados diversos grupos y que alberga a decenas de personas dedicadas a sustraer, desarmar, modificar y comercializar las unidades sustraídas.

Actualmente esta actividad, según se ha podido averiguar, opera primero con la identificación de las unidades, se espera el momento preciso para robarlas o en su caso se roba unidades en momentos de poca vigilancia aprovechando alguna oportunidad fortuita, seguidamente la moto es llevada a un punto de resguardo, siendo estos talleres, casas o garajes, o en el peor de los casos son dejadas en calles de poco tránsito para dejar que el ambiente tras el robo se “enfríe” para luego llevarla a algún taller.

En los talleres las motos son desarmadas, extrayendo las piezas importantes y de valor comercial, dejándose de lado el cuadro, las tapas de motor y otras partes que pudieran ser identificadas por números de serie u otras características particulares; en ciertos casos las motos son llevadas a talleres de soldadura, en donde con sopletes de gas butano, sus números de serie son borrados, para posteriormente llevar los vehículos  completos y pintarlos o modificarlos a fin de que estas puedan ser vendidas de forma entera sin mayor complicación.

Los principales mercados para la venta de las motos robadas de Progreso y sus comisarías, se encuentran en municipios del oriente del estado, así como en poblaciones más cercanas como Conkal y Chicxulub pueblo, sitios donde son llevadas las motos enteras para ser vendidas, mientras que el grueso de partes se distribuyen en el mismo puerto, en talleres bien establecidos y los cuales ofrecen dicho material robado a personas de confianza o recomendados de los mismos.

Actualmente la ola de inseguridad que ha impactado al puerto tras el inicio del periodo de veda del mero, ha provocado entre muchos otros delitos, el aumento en el robo de motocicletas, debido a la enorme cantidad de unidades de este tipo en Progreso y sus comisarías, de los cuales se estima un buen porcentaje de los mismos no cuenta con papeles, ni placas que los identifiquen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.