SMAPAP salda la deuda del mes de julio ante CFE, luego de semanas de sufrimiento.

Progreso, Yucatán a 15 de septiembre. Luego de varias semanas en que el puerto ha venido sufriendo la limitación en el servicio de agua potable, ante la falta de pago del SMAPAP en el consumo de energía eléctrica, este fin de semana la CFE, dio a conocer que finalmente la paramunicipal, al fin logró liquidar el adeudo del mes de julio, por lo que en cuestión de horas la energía eléctrica sería reconectada en los cárcamos, pozos e instalaciones de la institución.

 

Con la reconexión del servicio, se espera que, en los niveles de captación, rebombeo y por ende presión en las líneas domésticas, se regularicen, hasta llegar a la normalidad, lo que impactaría directamente en la población, la cual podrá al fin contar con el agua potable en sus hogares de manera normal.

 

Sin embargo, la reconexión según se dio a conocer sería temporal, puesto que, con la facturación del mes de agosto, cuya deuda casi alcanza el millón de pesos, el SMAPAP, tendrá hasta la última semana de septiembre para cubrir dicha suma, ya que, de no ser así los cortes en las instalaciones, cárcamos y pozos, se reanudarían a principios del mes de octubre, afectando nuevamente a la población progreseña.

 

Derivados de esta situación, los sectores comercial, turístico y pesquero de la comunidad reportaron perdidas fuertes de ganancias, en función del desabasto de agua en la zona, calificando de desobligado e incompetente al presidente municipal, José Isabel Cortes Góngora, así como a su administración, a quienes acusan de provocar atrasos en las actividades económicas del lugar con este tipo de situaciones.

 

El sector pesquero en su área industrial vio afectaciones en la detención de sus procesos, al no contar con el vital líquido para la limpieza y tratamiento de las especies marinas que maneja, así mismo se detuvo la producción de hielo en varias congeladoras, retrasando la salida de embarcaciones y provocando un desabasto del material para la conservación del pulpo y pescado durante sus traslados.

 

Por su parte las áreas turísticas y comerciales, presentaron sus afectaciones con respecto a los problemas causados a sus usuarios, así como a la necesidad de mantener higiénicas las instalaciones de sus negocios, situación que se vio afectada con la falta del vital líquido.

 

Tras las amenazas de una nueva serie de cortes para el próximo mes, los sectores productivos de la entidad demandaron a las autoridades municipales, a tomarse en serio su actividad como administradores del recurso público, ya que sus actos ya afectan de manera directa con la economía y estabilidad de las familias de la comunidad porteña.