Se inunda la calle 46, empeorando los atrasos en repavimentación.

Progreso, Yucatán a 31 de octubre. Retrasos en obras de pavimentación de la calle 46, perjudican fuertemente a vecinos de la comunidad y la economía de familias de los alrededores, agudizándose más el problema con la inundación de la zona hoy martes, provocada por la ruptura de tubos de la red de agua potable durante dichas labores.

Tras cerca de dos meses de haberse iniciado los trabajos de repavimentación de la calle 46 de este puerto de Progreso, actualmente no se puede observar mayor avance en la obra, ya que dicha zona continua totalmente destruida, en donde solo se han conseguido realizar el retiro del pavimento viejo y de las capas de sedimento que fueron colocadas para dicha construcción.

Esta situación ha causado enojo y frustración por parte de los habitantes del lugar, quienes observan como otras obras llevadas a cabo en diversas partes del municipio avanzan rápidamente, mientras que su área continua en la misma etapa del proceso, de acuerdo con los afectados los retrasos han resultado desfavorecedores para las familias de los alrededores y desgastantes para los negocios locales de la zona, ya que la limitación del tránsito, el difícil acceso en el que varios han quedado, así como otras situaciones relacionadas a estos mismos trabajos, han reducido las cantidades venta de sus productos, repercutiendo negativamente en las finanzas de los comercios.

Este marte un nuevo percance retrasó aún más las labores de construcción de esta calle, luego de que por la mañana maquinaria que trabajaba en el sitio de la calle 46 entre 31 y 33, accidentalmente golpeo tubería de la red de agua potable del lugar, lo que generó una fuga de agua en el sitio, que en cuestión de minutos inundó el lugar, evitando que se continuaran las labores de construcción, hasta que personal del SMAPAP declarara reparada la fuga.

Ante los retrasos y el problema con las tuberías, el Director de Obras Publicas del Ayuntamiento, Fernando Martínez Estrada, quien estuvo presente en el lugar, explicó que la lentitud de la obra se debe a las condiciones del suelo en el lugar, ya que al ser una zona ganada a la Ciénega, el sitio presenta una cercanía muy estrecha con el manto freático, lo que genera que al excavar rápidamente se llegue a las capas de agua, situación que retrasa la construcción, así mismo debido a este mismo problema, las líneas de agua potable se localizan muy pegadas a la superficie, provocando estar muy expuestas a ser dañadas por la maquinaria que trabaja en el lugar; sin embargo, Martínez Estrada comentó que la construcción estaría concluida a finales del mes de noviembre, por lo que pidió a los colonos del lugar tener un poco de paciencia.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.