Se enfrentan sindicatos por trabajos en el puerto de altura.

Progreso, Yucatán a 04 de octubre. Conflicto entre dos grupos sindicales, por plazas de trabajo en las obras de construcción de la terminal de combustibles de Hidrosur en el puerto de altura, estuvo a punto de terminar en un enfrentamiento violento, el cual pudo ser sofocado con la intervención de elementos de la Policías estatal y municipal en este puerto de Progreso.

Cerca de las 6:30 am un grupo sindical perteneciente a la CTM llegó a la calle 72 por 29 de este puerto de Progreso, sitio donde armados de valor por su número se colocaron frente a los camiones de trabajadores pertenecientes a la CROC, los cuales se disponían a salir del lugar con dirección al puerto de altura, a trabajar en las labores de construcción de la nueva terminal de combustibles de Hidrosur.

Apostados frente a los camiones, los manifestantes se armaron de palabras con los trabajadores del otro sindicato, evitando que estos últimos pudieran mover sus unidades para dirigirse hasta sus sitios de trabajo, con forme pasaron los minutos el calor de las discusión fue subiendo de tono, estando a punto de liarse a golpes unos contra otros, sin embargo gracias a la presencia policiaca que se apostó en el lugar con más de 10 unidades, el conflicto no pudo escalar al grado de las agresiones físicas.

Cerca de las 8:40 de la mañana llegó al sitio Carlos Sobrino Castrejón Director de Secretaría General de Gobierno (SGG), quien entable dialogo con los líderes sindicales de ambas agrupaciones de trabajadores, a fin de intentar llegar a un acuerdo y escuchar sus demandas, momento en el cual ambas partes dejaron en claro sus aspiraciones laborales, ya que esta es la segunda ocasión en que agremiados de la CTM intervienen de esta manera en contra del mismo grupo sindical de la CROC.

Por su parte el secretario de organización de la CROC  Jorge Ayala Jiménez, explicó que el conflicto de esta mañana ameritará por parte de la organización una demanda penal en contra del sindicato contrario, debido a que consideran que este tipo de actos son plenamente ilegales al secuestrar camiones con personas en su interior, además de los daños ocasionados a la empresa por la pérdida de horas de trabajo del personal, así mismo calificó de ilegal la acción ya que el contrato colectivo y demás concesiones avalan a la CROC con la legalidad de las plazas conseguidas en la obra de tal manera que si la CTM  tiene algún conflicto debe de tratarlo directamente con la empresa no en contra de grupos sindicales similares.