Recolectores de basura piden que se respeten sus rutas al Ayuntamiento.

Progreso, Yucatán a 19 de septiembre. Cansados de la intervención de personal municipal a sus rutas de trabajo, por afectar en sus intereses, este martes miembros del sindicato de recolectores de basura acudieron al palacio municipal de Progreso, para una audiencia con el alcalde José Cortes.

A las 10 am de este martes, miembros del Sindicato Único de Recolectores de Basura de Progreso, se presentaron en Palacio Municipal, para entablar charlas con el primer edil progreseño, a fin de buscar una solución, ante las constantes intervenciones que sufren las rutas por parte de personal de servicios públicos del ayuntamiento, los cuales al realizar este tipo de actos afectan los ingresos de los recolectores, quitándoles clientes.

El Secretario de Conflictos, Manuel Sánchez Novelo, luego de la reunión que duró poco más de una hora y media, comentó que ellos únicamente piden respeto hacía la labor que realizan, y que su lucha se debe a la intensión de proteger su fuente de trabajo, por lo que esta reunión es una muestra del sindicato de estar en la disposición de negociar y llegar a acuerdos, sin embargo comentaron que desafortunadamente la autoridad municipal, continua mostrándose cerrado a cualquier solución pacífica, obligando a los recolectores a tener que estudiar la situación ya que de no llegar a acuerdos la agrupación recurriría a la vía legal para evitar atropellos a sus derechos laborales expedidos en la concesión que ostentan.

El representante legal del sindicato, Lic. Joaquín Bustillos Arce, explicó que durante la audiencia se le presentó al alcalde José Cortes Góngora, la opción de que en rutas como Chicxulub, calle 39 y Chelem, se colocaran contenedores para el arrojo de basura, por los cuales el Ayuntamiento debería pagar una cuota por ello, eliminándose la recolecta gratuita de dichos lugares, sin embargo el plan fue rechazado por el edil, por lo que a la brevedad se presentaran propuestas por escrito a la autoridad municipal como última posibilidad de negociación.

Hasta el momento el conflicto entre recolectores y ayuntamiento continúa estancado en una serie de peleas por las concesiones y otros conflictos, en donde los principales afectados continúan siendo los pobladores de la comunidad, quienes aquejan una desatención en los servicios de recolecta de basura por ambas partes, al mismo tiempo que el problema del relleno sanitario frente a Paraíso se agrava a cada día, ante la constante contaminación que genera el sitio.