Reclaman tierras ejidales contra invasiones.

Progreso, Yucatán a 31 de mayo. Ejidatarios reclaman tierras al oriente de Chicxulub puerto, para evitar que continúen siendo invadidas ilegalmente por paracaidistas locales y de otros estados, yendo este pasado jueves por la tarde hasta dichos terrenos.

Policía y personal de ecología de Progreso, enfrentaron a ejidatarios de Chicxulub puerto, quienes armados con machetes se presentaron a una zona al poniente de la comunidad justamente sobre la calle 19 a por 2 y 2ª hasta avanzar cerca de tres cuadras al interior de la denominada colonia “Divino Niño”, luego de que vecinos de dicho sitio denunciaran la invasión masiva de la zona por parte de estas personas.

Al arribar al sitio, la comisaria ejidal de Chicxulub puerto, Landy Esther Figueroa Ceballos, presentó los documentos que acreditan a los ejidatarios una extensión de aproximadamente 6,800 metros cuadrados en la zona antes mencionada, señalando que dicho espacio fue entregado a autoridades estatales en 2005 para la construcción de una secundaria, un mercado municipal en la zona y un parque, pero que ante la falta de compromiso en la realización de la obra, así como ante las acciones tomadas al convertirse en sitio de invasión de paracaidistas, el pleno del ejido de esta comisaría costera por decisión unánime de sus 108 miembros tomaron la decisión de intervenir y hacer valer su derecho como dueños colectivos del espacio.

Ante esto las autoridades valoraron la situación, analizando la documentación presentada y acreditando su legal procedencia, sin embargo, indicaron que únicamente podrían tomar posesión del espacio, sin ejecutar tala de ninguna clase de planta en el sitio, debido a que no contaban con ninguna documentación de impacto ambiental.

Por su parte los ejidatarios se comprometieron únicamente a llevar a cabo la división del espacio entre ellos, y realizar la limpieza del sitio sin efectuar cortes de mangle ni plantas en el lugar, señalando que su intención era la de lograr evitar que dicho sitio continúe siendo invadido.

La situación también despertó el enojo de vecinos de los alrededores, quienes indicaron que el sitio a pesar de lo que dictaban los documentos, eran federales, por lo que se dijeron molestos de que el sitio pudiera ser devastado y se continúe perdiendo más espacios naturales de la comisaría, ya que ante el avance de los rellenos de ciénega, los espacios verdes en el municipio son cada vez menos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.