Protestan “Tamboreros” ante el palacio Municipal; dejan sucias las calles como presión.

Progreso, Yucatán a 18 de septiembre. Barrenderos sindicalizados de Progreso, protestaron este lunes frente al edificio del palacio municipal de este puerto, demandando el cumplimento de lo dictaminado en su contrato colectivo de trabajo, ante los cambios radicales realizados este día que contravienen a sus intereses.

Desde temprano por la mañana, 21 trabajadores municipales, de los denominados “tamboreros” dedicados al barrido de calles del municipio de Progreso, se manifestaron a las afueras del palacio municipal, dejando a un lado sus escobas y botes de basura, pidiendo audiencia con el Presidente Municipal del puerto, a fin de presentar sus inconformidades respecto de cambios irregulares en sus jornadas laborales, así como de las labores a llevar a cabo.

Los inconformes pertenecientes a los sindicatos, Rafael Chazaro Pérez y Felipe Carrillo Puerto, comenzaron su protesta desde poco después de las 8am, luego de ser avisados de los cambios que se avecinaban, informados por la señora Isabel Torres, quien de acuerdo con los enojados barrenderos los trato a insultos llamándoles “pendejos” al querer imponer las disposiciones.

Ante esto el secretario general del sindicato Rafael Chazaro Pérez, Miguel Ángel Encalada Molina, explicó que días atrás la Dirección de Obras y Servicios Públicos, tuvo una plática con el sindicato, relacionado a un proyecto de modificaciones laborales a fin de mejorar el servicio para la comunidad; durante la charla Encalada Molina dijo, que se planteó que para llevar a cabo tales cambios eran necesarios cumplir con varios aspectos relacionados al contrato colectivo, que hasta el momento han sido ignorados, resaltando la homologación de sueldos, los cuales varían entre $800 pesos y $1600 pesos en individuos que llevan a cabo las mismas labores.

Sin embrago este lunes los cambios fueron llevados a cabo, sin que se cumplan las demandas laborales, razón que orillo a los trabajadores a buscar la protesta a fin de entablar un dialogo con la autoridad para el respeto de sus derechos laborales; cerca del mediodía se abrieron las líneas del dialogo, y los inconformes entrar a platicar con el alcalde progreseño, llegándose al acuerdo de encausar la situación, cumplirse sus demandas y llevar a cabo todas las acciones por escrito, de esta manera se estableció la normalización del servicio de limpieza de Progreso a partir de este martes, mientras que se cumplen los plazos establecidos para la implementación del nuevo proyecto de distribución de horas y labores de los denominados
“tamboreros”.