Piden justicia por abuso de autoridad de Policía Estatal.

Progreso, Yucatán a 01 de noviembre. Familiares de un grupo de jóvenes detenidos injustamente y maltratados por Policías estatales en el puerto, pidieron audiencia hoy con el alcalde de Progreso en busca de su apoyo ante esta situación, a fin de poder proceder legalmente en contra de estos malos elementos quienes golpearon y desnudaron a los jóvenes entre ellos menores de edad.

Luego de que el pasado fin de semana un grupo de siete jóvenes fuese detenido a las afueras de una tienda de conveniencia ubicada sobre la calle 29 entre 10 y 12 de la colonia Benito Juárez de Progreso, violando sus derechos humanos y con abuso de autoridad, este miércoles familiares de los mismos pidieron audiencia con el alcalde José Cortés Góngora a fin de apoyarles sobre la denuncia interpuesta ante la fiscalía y derecho humanos, en contra de los oficiales de la Policía Estatal involucrados en los hechos y quienes conducían al momento de la detención la patrulla numerada 6311.

De acuerdo con Mario Salazar Celis de 19 años de edad, quien formara parte del grupo de jóvenes detenidos relató que durante la madrugada del sábado se encontraban en la dirección antes mencionada, cuando de repente elementos de la Policía estatal llegaron al sitio amenazándolos con detenerlos, al acusarlos de robo de motocicleta y portación de estupefacientes, aun cuando estos únicamente estaban en el sitio conversando y jugando cartas, ante el alboroto los jóvenes intentaron huir del lugar, siendo atrapadas primeramente dos chicas menores de edad, y otro joven más, para luego detenerse a los demás.

Salazar Celis, relató que él consiguió entrar a la propiedad de su tía, siendo sacado de ahí bajo el supuesto de haberse robado la motocicleta que pertenecía a su amigo, quien en ese momento ya había sido detenido por los oficiales, tras su detención fue subido a la camioneta con exceso de violencia, para posteriormente ser llevado detrás del ITSP donde los elementos estatales lo golpearon salvajemente en repetidas ocasiones, hasta perder el conocimiento, siendo puesto a disposición hasta cerca de la mañana de ese día.

Por su parte las chicas fueron desvestidas en dos ocasiones para llevarles a cabo revisiones corporales, la primera de estas situaciones se suscitó al interior del baño de la tienda de conveniencia a cargo de una oficial de la policía Municipal y posteriormente se les realizó otra en las instalaciones de la corporación policiaca de la DSPT de Progreso.

Debido a estas acciones los quejosos, comentaron ya haber levantado las denuncias correspondientes ante Derechos Humanos, así mismo se dio inicio al proceso legal en contra de los oficiales estatales con una demanda ante la Fiscalía del Estado, denuncias que según los afectados no quedarán en el olvido y llegaran el laudo hasta las últimas consecuencias, ya que desde que sucedió esta situación no pueden salir con seguridad a la calle, ante el temor de nuevamente ser detenidos por los mismos policías y que estos continúen dañándolos tanto física como moralmente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.