Incompetencia en el DIF de Progreso

Progreso, Yucatán a 14 de octubre. Falta de capacidad en personal del DIF municipal pone en entre dicho la seriedad de la institución respecto de los procedimientos en favor de los menores, al desconocer los protocolos para la protección de los mismos en casos de emergencia.

Tras la polémica desatada por el caso de una menor que fue resguardada de forma ilegal por una funcionaria del DIF de Progreso en su hogar por varios días, tras ser retirada del cuidado de su madre quien intentaba venderla, el personal del DIF de este puerto dejó en claro la falta de conocimiento de los protocolos para la protección del menor en casos de esta naturaleza.

Por su parte las autoridades municipales han minimizado el problema, al grado que la secretaria técnica del DIF, Gabriela Moreno Mendoza, intentó culpar a la Policía Municipal, quien realizó la detención de la mujer y el aseguramiento de la menor, como responsable de la situación, aun cuando la corporación policiaca dio parte la situación a la institución protectora de la familia, misma que debido seguir los protocolos de actuación y evitar mantener a la menor bajo el resguardo de una particular.

De acuerdo con ex directivos del DIF, en diferentes administraciones, la institución desde el momento en el que se tuvo conocimiento del hecho, se debió llevar a cabo trabajo social para localizar a los familiares más cercanos de la menor y en caso de que estos no existieran, se debió poner a la pequeña a disposición del CAIMEDE, debido a que el DIF de Progreso no cuenta con instalaciones adecuadas, ni destinadas para mantener bajo su resguardo a niños.

Debido a ello la población en diferentes ámbitos y los ex directivos de la institución, cuestionan si realmente el personal del DIF está capacitado para poder llevar a cabo sus funciones o si la institución se encuentra dirigida por gente sin la preparación necesaria para desarrollar el puesto.

Por su parte la presidenta honoraria del DIF municipal, María Mercedes Arjona Euan, defendió a capa y espada a la institución asegurando que el personal y los servicios ofrecidos en la misma son de primera calidad y que todos los días hacen hasta lo imposible por servir a la población, debido a ello no consideró que fuera necesarias sanciones por la mala actuación de sus funcionarios y que si la hubiere le corresponde a la Secretaria Técnica aplicar las medidas correspondientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.