Fallida modernización catastral.

Progreso, Yucatán a 26 de octubre. Modernización Catastral de Progreso, otro desfalco de José Isabel Cortés Góngora, al no existir contrato con la empresa responsable, realizarse trabajos millonarios inservibles y requerir la inversión de más millones para apenas comenzar a hacer funcional el nuevo sistema.

De acuerdo con los análisis de la auditoría realizada por la administración de Julián Zacarías Curi respecto de los proyectos de su antecesor, la modernización catastral, anunciada por José Isabel Cortés Góngora como uno de los proyectos más ambiciosos de su administración y en la que se aseguró que tras concluirse los trabajos se contaría con un servicio totalmente digitalizado, con mapas actualizados y servicios electrónicos que facilitarían en acceso a la información y reducirían tiempo de espera en pagos, así como muchas otras ventajas, fueron totalmente falsos, debido a que tales acciones resultan inservibles.

Según el análisis de dicho proyecto comenzó a levantar sospechas debido a que no existen dentro de los documentos oficiales, el contrato realizado con la empresa M.C. Humania Modernización y Consultoría, la cual fue la encargada de llevar a cabo los trabajos, cuya inversión resultó en la millonaria cantidad de $7,152,000 de pesos, recurso obtenido de BANOBRAS, el cual debía de servir para las primeras etapas de modernización del proyecto, en la que se incluirían, según relató Cortés Góngora en su momento de trabajos de digitalización de los archivos catastrales, mapeo del puerto y sus comisarías, actualización de los predios, adecuaciones al costo de los prediales, así como los primeros indicios de servicios en línea y consultas digitales, mismos que no fueron llevados a cabo en su totalidad, por lo que de acuerdo con el catastro municipal de esta administración no sirve para nada, ya que se continua trabajando de la misma manera.

De acuerdo con el Director de Finanzas y Tesorería de Progreso, Emilio Góngora Ortegón, a parte del dinero ya invertido en los trabajos, si el actual ayuntamiento de Progreso quiere concluir la modernización de la obra deberá invertir otros 6 millones de pesos, con el objetivo de que la digitalización del servicio pueda efectuarse, de lo contrario todo el trabajo quedaría tirado a la basura.

Se unen a las irregularidades en este mismo tema la presencia de dos facturas canceladas por la empresa que llevó a cabo el proyecto, la primera de ellas ocurrida el 15 de marzo de 2017 por un monto de $500 mil pesos y otra más correspondiente a un total de $2 millones 221 mil 240.84 pesos ocurrida el 12 de julio de este año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.