Devuelve Progreso zona federal frente al malecón, por berrinche del alcalde.

Progreso, Yucatán a 25 de septiembre. Ayuntamiento de Progreso, devuelve de acuerdo con el DOF la superficie ubicada en la avenida Malecón, Calle 69 por 60 y 66 s/n; Debido a que según el alcalde progreseño, ya no eran de utilidad para el puerto.

De manera oficial este sábado el municipio de Progreso, dejó de tener el destino de servicio de la superficie de 1,881.48 m2 de zona federal marítimo terrestre, ubicada en la avenida Malecón, Calle 69 por 60 y 66 s/n, de acuerdo con lo publica en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el 22 de septiembre, en donde se especifica que fue el propio ayuntamiento del lugar, por medio de su presidente quien el 18 de octubre del 2016 manifestó por escrito que la misma no le es de utilidad.

Por su parte José Isabel Cortes Góngora, alcalde de Progreso, explicó que la devolución del espacio se debió a que el sitio formaba parte de sus planes para la colocación de un club de playa, proyecto que fue aceptado para llevarse a cabo, pero que durante la etapa de implementación se dio a conocer que la construcción no era viable, debido a que estaba destinada a servicio, este no podía ser modificado, por lo que no se permitían construcciones en el lugar, ante lo cual se decidió devolvérsele a la federación, ya que no era útil para el puerto y sus intenciones turísticas.

El espacio fue solicitado en el año 2013 a la Dirección General de Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros, bajo el expediente número 919/YUC/2013, siendo entregado al puerto de Progreso el 18 de mayo de 2015, para actividades recreativas, eventos culturales y deportivos, por lo que tras su devolución publicada oficialmente el viernes, los permisos y autorizaciones para el uso de dicho espacio por habitantes y visitantes al puerto ya no deberán ser solicitados al Ayuntamiento, siendo competencia del organismo federal.

De manera extraoficial se dio a conocer que el área, tras el inicio del papeleo para la devolución del H. Ayuntamiento; comenzó a ser solicitada por un particular para la instalación de un negocio privado aparentemente tipo restaurante a la orilla del mar, mismo que se encuentra a punto de ser aprobado.