“Tepakán” trae a pescador fallecido en altamar.

Progreso, Yucatán a 18 de agosto. Autoridades manejarán como potencial caso de Covid-19 el fallecimiento del pescador en altamar de la embarcación “Tepakán”, debido a las condiciones en que se dio su defunción.

Este martes cerca de las 2:30 de la tarde,  la embarcación “Tepakán”, que hace poco más de una semana había partido rumboa a la captura del pulpo, arribo a la zona poniente del puerto de abrigo de Yucalpetén, trayendo consigo el cadáver de uno de los tripulantes, quien fuese encontrado sin vida por la mañana de este martes.

De acuerdo con los datos recabados, por la mañana de este martes el patrón del barco “Tepakán”, Dervyn Antonio Álvarez Pacheco, informó a capitanía de puerto la defunción de uno de sus tripulantes, identificándolo como Fernando Manuel Meneses Ávila de 44 años, señalando que desde la noche anterior el hombre había presentado una fuerte tos y cansancio aparente, por lo que decidió acostarse a descansar en su litera, posteriormente por la mañana de este martes antes de iniciar nuevamente con las labores pesqueras el hombre intentó ser despertado por sus compañeros, quienes se percataron de que ya no respiraba por lo que se procedió a dar aviso a las autoridades marítimas correspondientes.

Debido a las condiciones del fallecimiento, las autoridades tomaron las precauciones correspondientes al hecho, por lo que, al arribar la embarcación, los tripulantes no pudieron descender de la nave, bajo la vigilancia del personal de la policía municipal, posteriormente arribó al sitio paramédicos de la Cruz Roja mexicana, para la valoración de los hechos y del personal a bordo, los paramédicos protegidos con los trajes para evitar contagiarse ante cualquier situación, ingresaron a la nave, observando el cuerpo del fallecido únicamente por protocolo, para luego revisar los signos vitales del resto de la tripulación.

Tras varios minutos de revisión los paramédicos descendieron de la embarcación y el personal de la Guardia Nacional quien ya había arribado a la zona, ordenó la delimitación del lugar, manejando la situación como un potencial brote de Covid-19 en la embarcación.

De esta manera se esperó la llegada del personal de la SEMEFO para el levant6amiento del cadáver y transcendió, la posibilidad poner en cuarentena a la tripulación de la nave, hasta descartar o comprobar si el fallecimiento se debió a la presencia del virus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.