Temor ante robos en casa veraniegas.

Progreso, Yucatán a 10 de enero. Culminan vacaciones de invierno para la mayor parte del puerto y con ello aumentan los riesgos de robo a casa habitación en zonas veraniegas, advierten veladores de dichos lugares, debido a la poca vigilancia que se vive en estos sitios al concluir cada temporada.

Luego de la relativa calma vivida en las casas de playa en los últimos días, principalmente gracias a la vigilancia implementada por autoridades de seguridad pública, veladores de dichos predios dijeron sentirse inseguros al término de estas vacaciones, ya que advierten que como cada año ante la entrada de las vedas y la cuesta de enero podría generarse un brote de delincuencia en el área, debido a que los domicilio costeros en su interior contienen objetos de valor, siendo presa fácil para los ladrones, quienes aprovechando la oscuridad, lo desértico del sitio y la falta de vigilancia, consiguen entrar a las casas para saquearlas a sus anchas.

Manuel Dzib, velador de la zona de Uaymitún, dio a conocer que año con año luego de las temporadas vacacionales, el número de robos a estas áreas incrementa considerablemente, escuchándose con regularidad el robo de artículos de valor, decoraciones y efectivo, siendo el principal punto de acceso de los ladrones las zonas de playa de las casas, desde donde logran ingresar y por donde consiguen escapar sin mayor problema, debido a que estos espacios no cuentan con seguridad ni vigilancia policiaca.

Así mismo el problema se ha vuelto cada vez más grande, ya que gran parte de las propiedades costeras se vuelven sitios de alojamiento de visitantes extranjeros, comunidad canadiense, quienes desgraciadamente se han invisto involucrados como víctimas de ladrones en los últimos años.

Ante esta situación los veladores de los alrededores pidieron las autoridades no bajar la guardia entorno a la vigilancia del sitio, manteniendo la zona con rondines aleatorios y constantes, con atención inmediata ante cualquier incidente y con caminatas policiacas por las playas del lugar a fin disuadir a los ladrones de ingresar y salir por dichos lugares.

Según señalaron diversos veladores, de manera habitual en los alrededores del tramo Chicxulub-Telchac se presentan entre 3 y 5 robos al mes, sin embargo, durante las semanas posteriores a la conclusión de las temporadas vacacionales, suelen registrarse más de 15 robos, lo que habla de un incremento desproporcional de este tipo de casos, razón por la cual se manifiestan atemorizados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.