Motos comunes o viejas entre las mas robas en Progreso.

Progreso, Yucatán 19 a de agosto. Debido a la gran demanda que sus piezas tienen en el mercado, así como al hecho de que al ser de menor valor tienden a no ser reportadas como robadas, por sus dueños, las motos de 125cc y 150cc tipos automáticas y semiautomáticas, son más propensas a ser sustraídas en Progreso.

Así mismo otro factor determinante se observa en que gran parte de las motos sustraídas son aquellas que ya presentan deterioros evidentes, o en su caso son de bajo costo comercial, dicha valoración se lleva a cabo debido a que de esta manera la probabilidad de denuncia por robo sea menor, puesto que muchos dueños al ver que una moto ha sido robada, toman en cuenta si vale la pena luchar para que sea recuperada o en su caso dejarla ir y buscar comprarse una nueva.

De acuerdo con sujetos involucrados en el robo de motocicletas, los modelos automáticos y semiautomáticos, de las marcas Italika, Kaze, Zukida y Dinamo, tienden a ser las más robadas en el puerto de Progreso, ya que estos tienen factores que los hacen un blanco más factible, en primer lugar, los estándares de seguridad de los mismos son muy bajos, al no presentar seguros integrados que eviten su movimiento, al mismo tiempo que son más fáciles de encender a través del puenteo de sus arranques.

Esta situación además se ve fortalecida, con la demanda de partes existentes en el mercado para dichas unidades, ya que precisamente por los bajos costos en que estas se comercializan, sus piezas tienden a tener buena salida; al mismo tiempo varias de ellas son restauradas y revendidas como “seminuevas”, únicamente atendiendo sus deterioros, pintándolas de nuevo y ofreciéndolas a precios de ganga.

Los puntos de robo a motocicletas, prevalecen en sitios de alta concentración como establecimientos en vía pública, así como a las afueras de las casas, ante esto se recomienda extremar precauciones de seguridad para las unidades, colocando los seguros de fábrica, metiéndolos a garajes o cocheras cerradas, o encadenándolas a sitios inamovibles, con el objetivo de dificultar que sean transportadas o removidas y con ello disuadir a los ladrones de actuar.

Se estima que en Progreso cerca del 30% de las motos que circulan por las calles, no presentan ningún tipo de documentación que acredite al conductor la legitima procedencia de las unidades, ya que gran parte de dicho porcentaje responde a motocicletas, que alguna vez fueron sustraídas de forma ilícita de sus dueños originales.

Por su parte las autoridades han intentado atacar el problema del robo, a través del retiro de esta clase de vehículos sin papeles probatorios de propiedad, por medio de retenes y vigilancia, sin embargo, dichos actos no han resultado con el impacto que se esperaba y las bandas delictivas dedicadas a esta clase de acciones continúan operando sin mayores problemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.