Incrementan índices de furtivismo.

Progreso, Yucatán a 12 de febrero. Denuncian pesca furtiva en mero, caracol y pepino de mar en puertos del estado, lo que ha despertado el enojo del sector en la zona, quienes pidieron a las autoridades mano dura contra los que no respeten el periodo de veda.

Pescadores del litoral yucateco han denunciado diversos casos de furtivismo en las playas del estado en lo que va del tiempo de veda del mero, de acuerdo con los hombres de mar durante la pesca de especies alternativas, diversos grupos de pescadores llevan a cabo de forma descarada la captura de la especie de escama en veda, misma que es cubierta bajo los pocos ejemplares de otras especies, para posteriormente llevar a cabo la venta del producto ilegal a compañías, comerciantes, restaurantes y congeladoras.

Mientras que el caracol y pepino de mar, han presentado incrementos en los índices de captura debido principalmente al aumento de personas dedicadas a esta labor, ante el aumento de desempleo que se viven en las regiones costeras por la implementación de las vedas.

En el mercado negro de productos pesqueros, el pepino de mar de buena calidad se cotiza por arriba de los $800 pesos por kilogramo, mientras que el caracol blanco lo hace alrededor de $500 pesos el kilogramo, por su parte el mero fresco oscila entre los $250 y $280 por kilo de producto grande, dichos precios han generado la atracción de integrantes del sector pesquero, por lo que en las primeras semanas del periodo de veda, según involucrados en esta clase de negocios, se han notado aumentos de hasta el doble de trabajadores.

Por su parte pescadores que han respetado la veda, comentan la necesidad que existe, para que las autoridades apliquen mano dura con castigos severos a aquellos que sean sorprendidos comercializando y capturando esta clase de productos, ya que consideran injusto que muchos sufran con tal de permitir a las especies descansar y reproducirse, como para que venga alguna persona a arruinar dicho trabajo y termine depredando a la especie.

Por su parte las autoridades, quienes desde el fin de semana reconocieron que existen este tipo de casos en el litoral del estado, se dijeron atentas y vigilantes para poder dar con los responsables de esta clase de prácticas ilegales, a fin de hacerlos cumplir con los establecido en la ley, al grado de retirarles permisos de pesca en caso de ser necesario.

Actualmente la veda del mero, ha sido la causa en el aumento del precio de este producto al consumidor, ha disparado una ola de delincuencia en diversos puertos, y provocado desempleo en las zonas costeras de forma generalizada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.