Denuncian cierre de 36 escuelas en la Benito Juárez; SEP ha arriesgado a los niños, acusan

En la Cámara de Diputados, legisladores de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y padres de familia, denunciaron que en pleno inicio del ciclo escolar, han sido cerradas 36 escuelas en la delegación Benito Juárez, entre las que figura el preescolar “República de El Salvador”, en la que se detectaron fallas estructurales desde el año 2012.

Al exigir a la Secretaría de Educación Pública (SEP) una solución y reclamar que los afectados no fueron notificados con el tiempo suficiente que sus hijos serían reubicados en otras escuelas, el diputado federal perredista Fernando Rubio y los inconformes aseguraron que a su parecer, la reforma educativa y los presuntos beneficios que generaría son solo parte del discurso del Gobierno Federal y las autoridades educativas.

El señor Iván Zermeño, padre de uno de los alumnos, manifestó que el 25 de julio, autoridades de la Dirección de Educación Inicial y Preescolar, adscrita a la SEP,  informaron a los padres de familia que el preescolar público ubicado en la calle Nueva Jersey, en la colonia Nápoles, sería cerrado por fallas estructurales.

Puntualizó que el anuncio oficial se hizo de manera intempestiva y escasos días antes del arranque del ciclo escolar.

Las autoridades les dijeron, sin ofrecer mayores opciones, narró, que en aplicación de la reforma educativa la escuela cerraría sus puertas y los alumnos serían reubicados en planteles “cercanos”.

Lo anterior, pese a que los padres ofrecieron cooperar para adquirir un nuevo inmueble cercano al plantel, y que los niños no perdieran sus grupos, compañeros y profesores.

“La maestra Martha Valdés Cabello, Coordinadora Sectorial simple y sencillamente ha dado largas, ha dado resoluciones que por la nueva reforma educativa que tanto presume el secretario Aurelio Nuño, no son viables. Lo único que ella puede hacer, ha dicho, es reubicar a los niños en otras escuelas”, apuntó.

“Estamos hablando de un kínder, sin embargo en total se cerraron 36 escuelas en la delegación Benito Juárez. Si eso es lo que la reforma educativa nos va a traer, no veo por qué la presume tanto el Presidente Enrique Peña”, recriminó.

Dicha situación ha generado problemas como el traslado de los niños a sitios lejanos a sus hogares; mayores gastos en pasajes; mayor riesgo al tener que movilizar a los infantes a escuelas que no conocen;  así como la integración de los alumnos a grupos demasiado numerosos, lo que afecta la calidad de la atención y educación que reciben, subrayó.

Ante el rechazo de la autoridad a la propuesta de adquirir un inmueble nuevo, los padres realizaron una protesta en la calle, la cual fue reprimida por elementos policiacos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México.

Los padres y su abogado, Víctor Zúñiga, señalaron que por la omisión de la SEP, que tenía conocimiento de las fallas estructurales en el kínder “República de El Salvador” desde hace años, el derecho de sus hijos a tener una educación de calidad ha sido violado.

“Que la SEP ya tenía conocimiento hace más de cinco años de que este inmueble tenía una falla estructural, es decir, la SEP durante cinco años arriesgo la vida de los niños, siendo el caso directamente y señalo al director José Pablo Camacho Ramírez, quien tiene el cargo de Director de Educación Inicial y Preescolar número 3, que desde el 2012 tenía conocimiento de la falla estructural de este kínder”.

“Durante cinco años exhibió la vida y la propia integridad de los niños, es por esto que también los padres de familia, su servidor y el diputado Rubio Quiroz, estamos exigiendo la renuncia de este director”, demandó.

Al respecto, el congresista señaló que se notificará de los hechos a la Comisión de Educación de San Lázaro, para respaldar en la medida de lo posible a los padres y niños afectados.

Indicó que se harán los respectivos llamados a las autoridades educativas a que atiendan de manera diligente el asunto, escuchen las propuestas de los padres de familia que incluso han ofrecido cooperar para adquirir un nuevo inmueble en el que sus hijos puedan estudiar; y en el paquete económico del año entrante, se destinen recursos suficientes para corregir los problemas en materia de infraestructura escolar que afectan a cientos de planteles en todo el país.