Continúan robos en Progreso.

Progreso, Yucatán a 25 de mayo. Inseguridad en Progreso continúa escalando, registrándose robos a casas habitación, robos de tuberías, robos de motocicletas, robos a vehículos, asaltos a manos armada, robos a negocios, entre otros ilícitos.

A pesar de los esfuerzos por incrementar la cantidad de elementos en la policía municipal del puerto de Progreso, generándose más puntos de vigilancia, los problemas relacionados a los considerados delitos menores en el municipio han ido en aumento.

Ante esta situación se han encendido focos de alerta en diversas partes del municipio costero, primeramente, a lo largo de la calle 33 y 35 de la 90 hasta la 102, debido a que desde hace varios meses se han estado registrando robos a casa habitación, robos a tuberías de cobre y otros actos en donde los malhechores utilizan los techos de los predios para trasladarse de un punto a otro, ingresar a los sitios que más les convengan llevara  cabo sus fechorías y finalmente darse a la fuga, en respuesta a esta situación  los grupos vecinales han conseguido repeler algunos ataques de este tipo dejando en claro el funcionamiento de esta clase de acciones coordinadas.

Por su parte en las cercanías del “Rancho San Pedro”, ubicado en la colonia Benito Juárez al oriente del puerto la falta de viviendas en los alrededores de dicho espacio, la poca iluminación presente en el lugar, así como a otras condiciones permite a delincuentes usar los topes de estos sitios para acercarse a motocicletas y asaltar a sus ocupantes, hecho que se ha registrado en últimas ocasiones.

Las demás colonias del puerto presentan situaciones similares, registrándose asaltos a mano armada, el regreso de los robos a motocicletas, robos a comercios y casa habitación, así como enfrentamientos de bandas.

Hasta el momento los refuerzos de seguridad han conseguido reducir varios delitos en diversas zonas del municipio, sin embargo, ante la falta de denuncias, así como por ser considerados delitos menores, muchos de los criminales que incurren en estas prácticas terminan por salir en libertad unas horas después, lo que genera desconfianza entre la población hacia las autoridades.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.