Sector pesquero afronta difícil crisis económica.

Progreso, Yucatán a 15 de marzo. Crisis económica impacta ferozmente a pescadores del puerto de Progreso, luego de que por temas de la veda y los bajos precios de especies alternativas, la mayor parte de la flota pesquera se encuentra actualmente bajo resguardo y sin actividad.

La baja captura de especies fuera de veda en el litoral yucateco y actualmente las malas condiciones del mercado y por el bajo precios del producto, ha generado que en lo que respecta al puerto de Progreso, los hombres de mar sufran hasta el momento un duro periodo de crisis económica, reduciendo el poder adquisitivo de las familias en todo el municipio, sin la posibilidad de poder salir adelante con ayuda del mar, a la espera de poder contar nuevamente con la anuencia de las autoridades para al menos poder salir a la captura del mero.

Ante esta situación los pescadores señalaron que la desesperación ya comienza a darse entre el sector, principalmente debido a que tras los meses de veda del mero y previamente la baja captura del pulpo y mero, así como el bajo precio de los productos pesqueros incluidos la langosta, se ha generado deudas tanto en negocios, como con dueños de embarcaciones, cooperativas y congeladoras, provocando que el sector se encuentre en dificultades.

El empresariado pesquero, señaló que debido a los pésimos números que han arrojado los viajes, en muchos casos se ha tomó la difícil decisión de amarrar muchas de estas naves antes de tiempo, de tal suerte que una amplia cantidad de embarcaciones estuvieron fuera de circulación previo al periodo actual y ahora el número de naves en circulación es mínimo, a espera de que la apertura de la temporada pueda generar un poco más de movimiento, sin embargo, ante la incertidumbre que aún empaña el mercado se espera que solo una parte de la flota salga al mar al inicio de la temporada de escama este año.

Las embarcaciones rivereñas por su parte han seguido el mismo patrón que las naves viajeras, de tal suerte que gran parte de las lanchas, tanto en la caleta como en las comisarías de Chicxulub puerto, Chelem y Chuburna, comenzaron su resguardo antes de la veda y ahora a unas semanas de que esta concluya aún no tienen certeza de cuantas se aventurarán a salir en las primeras semanas de la temporada.

Todo ello ha provocado que productos como carnada y equipo, así como trabajos de fileteros, transportistas y compradores de productos marinos, pasen periodos de baja productividad, sumiéndose en el mismo problema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.