Reduce pesca furtiva gracias al Covid-19.

Progreso, Yucatán a 30 de marzo. Costas del estado libres de pesca furtiva como efecto del Coronavirus, debido a la ausencia de mercado donde acomodar el producto ilegal.

En medio de la contingencia por el Covid-19, especies marinas en veda y que a lo largo de todo el año siguen siendo explotadas de forma ilegal por medio de la pesca furtiva, han tenido un respiro importante en las últimas semanas, al registrarse una caída casi completa de este tipo de actividades ilícitas en altamar, situación que ha sido comentada por empresarios pesqueros y confirmada por pescadores al señalar cada vez menos avistamientos en altamar de esta clase de naves.

De acuerdo con los empresarios pesqueros, la pesca furtiva ha dejado desde hace algunas semanas de ser un problema del cual tenga que preocuparse por ahora, señalando que como consecuencia de la pandemia del Covid-19 en todo el mundo, los mercados se han cerrado, ahogando con ello la economía legal, pero también impactando al mercado negro por donde se trasladaban este tipo de mercancías ilegales, de tal suerte que, por ahora, los furtivos no tienen mercado donde acomodar sus especies en veda, ya que los principales puntos de venta de estos productos se dirigían hacia los países asiáticos y europeos, que han resultado de los más afectados por esta situación.

Por su parte pescadores rivereños, que aún trabajan en el mar con salidas en búsqueda de especies alternativas de escama, señalaron avistamientos cada vez menos frecuentes de esta clase de naves desde hace ya un par de semanas, por lo que consideran que posiblemente la pesca furtiva por fin le dará un descanso a las especies que tanto han afectado desde hace ya varios años.

Empresarios pesqueros, comentaron que la idea de reducción o en su caso de detención total en esta actividad ilegal, le podría venir muy bien al sector marítimo, dándole la oportunidad a las especies de poder tener un descanso de la fuerte depredación de la que han sido víctimas durante años, y donde, ni los esfuerzos de la autoridad o los llamados a empresarios y pescadores en detener estas actividades han surtido efecto, y donde solo a causa del cierre de los mercados se ha podido lograr esta situación.

En total en la costa del estado existen diversas especies en veda, siendo estas las temporales como lo son el pulpo, la langosta y la ya concluida veda del mero; y las permanentes como la del pepino de mar, caracol blanco, siendo estas últimas dos, las más afectadas por el furtivismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.