Progreso ha perdido negocios y empleos por el Covid-19.

Progreso, Yucatán a 14 de septiembre.  Sector comercial de Progreso reciente de forma intensa la crisis por la contingencia sanitaría, en donde de acuerdo con la CANACO Servytur del puerto se estima que entre el 30% y 40% de los negocios del municipio han tenido que cerrar sus puertas.

De acuerdo con la Cámara Nacional del Comercio y Servicios Turísticos (CANACO Servytur) del puerto de Progreso, actualmente los negocios del municipio atraviesan una situación muy difícil, viviendo con la esperanza en que día a día cambie la situación y pueda mejorar, sin embargo, en la realidad se estima que entre el 30% y el 40% de los negocios en la comunidad y sus comisarías han cerrado, problema que puede observarse principalmente en comercios pequeños y en sucursales que rentan locales, mismos que han abandonado sus sitios habituales y retirado a sus trabajadores; todo ello dejando perdidas que no se van a recuperar al menos en todo lo que resta del año, incluso hay restaurantes que han manifestado que abrirán hasta enero o febrero.

Se estima que la actual situación en Progreso llegue a tener un costo de entre 3 mil 0 4 mil empleos perdidos de forma definitiva al final de la contingencia, por lo que habrá la necesidad de crear nuevas fuentes de trabajo, para que los actuales desempleados puedan buscar una fuente laboral en otros giros; desgraciadamente de acuerdo con el Presidente de la CANACO Servytur de Progreso, Roberto Sánchez González, la economía está por los suelos y la ventas se han desplomado en un 50 o 60%, explicando que la reactivación de la economía no  consistirá solamente de la reapertura de los negocios, ya que sino que no hay dinero para comprar, de nada le servirá al comercio local.

Sánchez González, señaló que el 2020 está totalmente perdido en temas de utilidades; por lo que los negocios que abren hasta ahora o que han comenzado a abrir con la reactivación están operando con pérdidas acumuladas más lo que se junte el resto del año, por lo que solo buscan reducir estas pérdidas a sabiendas que ganancias simplemente no existirán.

El titular de la CANACO de Progreso, comentó que la última esperanza del sector comercial ha sido la situación pesquera, con la idea de que la economía del puerto depende mucho de la pesca y al menos en este inicio de “la pulpeada” esta ha dado un pequeño respiro a los negocios locales, pero desafortunadamente la situación de dicho sector tampoco es favorable por temas de precios y bajos volúmenes de captura, por lo que el panorama no pinta bien para la región.

Para finalizar el también empresario progreseño, indicó que hay muchos negocios que en este momento están en un periodo de riesgo, donde podrían perder todo y con ello terminar quebrando, sin embargo, dicha situación no puede ser generalizada, ya que hay también negocios como farmacias, laboratorios, clínicas, tiendas de abarrotes y varias con la venta de productos primarios que han logrado capitalizar la situación y mantienen finanzas sanas, pero no descartó que incluso estos sectores pudieran verse afectados en un futuro no tan lejano, si la contingencia no se controla y los empleos no vuelven a activarse.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.