Progreso con menos basura en manglares.

Progreso, Yucatán 08 de abril. Sitios considerados tiraderos clandestinos de basura en manglares de Progreso, presentan menos concentraciones de desperdicios a causa de la baja afluencia de visitantes, la poca salida de locales a las calles y los trabajos municipales al combate de este tipo de lugares.

Áreas naturales en Progreso, que anteriormente, eran considerados espacios de amplia presencia de desperdicios sólidos, actualmente lucen con mayor limpieza, principalmente en las zonas de manglares al sur de la cabecera municipal, generando que diversas especies locales puedan recuperar un poco de su habitad.

A lo largo de la zona de manglares en la cabecera municipal de este puerto de Progreso, la concentración de basura en los sitios comúnmente considerados como tiraderos clandestinos, han tenido una reducción importante en temas de basura, primero debido al intenso trabajo que han llevado a cabo personal municipal de servicios públicos y ecología del puerto para la atención de estos lugares, a las labores del sector pesquero como resultado del Programa de Empleo Temporal (PET) “Yo sí respeto la veda del mero”, así como al sistema de recolección de basura en el municipio.

Sin embargo, un factor que ha resulta preponderante en la disminución de los desperdicios, ha sido la entrada de la contingencia sanitaria, ya que según indicaron vecinos de la zona, debido a la poca afluencia de visitantes en las zonas de paso, y la reducida salida de los locales a las calles, por permanecer más tiempo en sus hogares a causa de pandemia, ha permitido que estos sitios puedan estar por más tiempo sin la presencia masiva de desechos.

Autoridades municipales de pesca, encargadas de la dirección de los trabajos del PET, señalaron que a lo largo de las 6 semanas que pudieron ser ejecutadas las acciones de limpieza, un fuerte número de pescadores se encargó de atacar zonas de manglares, por lo que en apoyo a personal municipal, lograron el retiro de varias decenas de toneladas de desperdicios a lo largo de todo ese tiempo, permitiendo que estos lugares pudiera tener una mejor vista, pero sobre todo dándole un respiro a la naturaleza, de toda la basura que se localizaba en el lugar, y que había permanecido ahí desde hace incluso muchos años atrás, siendo muestra de ello la localización de envoltorios de plásticos de marcas extintas o cuyos diseños radican a más de una década atrás.

Los trabajadores municipales de limpieza y ecología del puerto, señalaron que esperan que el respeto a la naturaleza pueda ir siendo un valor que la sociedad del puerto y los visitantes tomen a consideración, a fin de buscar que los espacios naturales puedan ser cuidados y protegidos por todos, evitando tirar desperdicios los cuales afectan a platas y animales del lugar de forma directa, reduciendo su habitad, cambiando espacios de caza, entre otros perjuicios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.