Piden medidas especiales en horarios para la actividad pesquera.

Progreso, Yucatán a 05 de agosto. Sector pesquero organizado y autoridades municipales de Progreso, piden a las autoridad sanitaria y policiaca del estado permisos especiales a actividades pesqueras, debido a que los horarios y mecanismos de trabajo no pueden adaptarse a las medidas impuestas a causa del coronavirus.

Con el inicio de la temporada del pulpo en el estado, Progreso se convierte como cada año en el principal puerto receptor del producto capturado en las costas del estado, situación que se espera pueda ayudar a la activación de la muy dañada economía costera, por lo que desde el inicio de pesquería el pasado sábado 1 de agosto, una pequeña cantidad de embarcaciones comenzaron a dedicar sus esfuerzos en la captura de la especie.

Ante estos el Director de Pesca de Progreso, Roger Gómez, señaló que, en conjunto con el sector pesquero organizado, en donde se incluyen cooperativas pesqueras, Canainpesca y Unión de Armadores, se buscará apelar a la autoridad estatal en material de salud pública y de seguridad a reducir el férreo control contra el tránsito de vehículos y trabajadores en los horarios restringidos por la contingencia, señalando que estos necesitan de dicho tiempo para ejecutar sus labores cotidianas.

Roger Gómez, indicó que la activación económica a través de la pesquería del pulpo es de suma importancia para la costa yucateca, siendo Progreso un puerto eje para estas labores, por lo que los vehículos cargados del producto que proviene de diversos rincones del estado, transitan por las carreteras desde muy temprano y hasta muy tarde, de tal suerte que limitar su tráfico hasta las 9 pm o 10 pm, les impide poder llevar a cabo sus labores y pone en riesgo el producto que trasladan, debido a que este solo puede estar en las unidades por cortos periodos de tiempo, al tratarse de productos perecederos.

En el mismo tenor el titular de pesca de Progreso, señaló que las plantas y congeladoras del puerto tienen el mismo problema ya que su operación en muchos casos se ejecuta las 24 horas del día los 7 días de la semana, ya que deben estar pendientes de la descarga de las unidades que llegan con el producto de los puertos del estado, así como de las embarcaciones que arriban al municipio tras culminar sus viajes, haciendo que en muchos casos los empleados laboren por las madrugadas para evitar que el producto pesquero se contamine o deteriore, a fin de mantenerlo en las mejores condiciones para su oferta en el mercado.

Las instituciones con el respaldo de la autoridad municipal en materia de pesca, presentaran sus puntos ante las autoridades estatales, con el objetivo de evitar que las restricciones afecten aún más la actividad pesquera, ya que según indicaron hasta el momento “La Pulpeada” figura como como una de las pocas etapas esperanzadoras para cientos de familias locales, quienes ven en esta actividad la oportunidad para poder disminuir sus afectaciones económicas en este periodo de contingencia sanitaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.