Pescadores abandonan la “Pulpeada” aún con la ampliación.

Progreso, Yucatán a 18 de diciembre. A pesar de la ampliación del periodo de captura del pulpo en Campeche y Yucatán hasta el 31 de diciembre, la mayor parte de los pescadores de la costa yucateca abandonaron la pesquería y regresaron a la captura de especies de escama.

Aun cuando este pasado 15 de diciembre se diera la noticia de la ampliación del periodo de captura del pulpo hasta el 31 de diciembre, más del 70% del sector pesquero entre lanchas y embarcaciones ya han abandonado la captura del molusco en Yucatán, debido a que la actual temporada ha dejado un sabor amargo en la boca de pescadores principalmente entre los rivereños, debido a que los niveles de captura resultaron muy inferiores, a los registrados en años pasados, junto con los bajísimos precios que nunca lograron rebasar el límite de los $100 pesos, lo que provocó que la temporada fuera incluso calificada como la peor de la historia del puerto.

De acuerdo con los hombres de mar la conclusión de la pesquería se dio de forma natural hace ya varios días, por lo que aun cuando las autoridades den el permiso de captura en las siguientes dos semanas, la realidad es que el pulpo por las artes de pesca tradicionales, simplemente ya no se logra atrapar.

Por su parte una porción de los barcos pesqueros, alargaron sus viajes como máximo una semana más de lo que tenían planeado, por lo que se espera que comiencen sus arribos entre el 22 y 23 de diciembre a los puertos de abrigo, cargados del producto que lograron obtener hasta ese día de la pesquería y con el que cerrarían los inventarios de varias congeladoras; debido a que ya no les daría tiempo de volver a salir de viaje.

Tras el cierre de la captura del pulpo el próximo 31 de diciembre, el mero queda como la especie que abanderará el cierre de este 2020 y con el cual se abrirá el 2021, trayendo consigo un panorama poco alentador, ya que, según los empresarios, el precio de este se encuentra por los cielos, y por desgracia, así como en los últimos años, sus niveles de captura son muy bajos, por lo que no esperan tener grandes ganancias de esta especie.

Con este panorama poco alentador en este fin de año para el pescador y con un inicio de año igual de complicado, los hombres de mar señalaron que será difícil poder aguantar y sortear las dificultades que traerá consigo el inicio de la veda del mero, el cual daría comienzo en el primer día de febrero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.