Pesca en el estado en malas condiciones.

Progreso, Yucatán a 03 de abril. Clima, contingencia sanitaria y mercados caídos, juegan en contra de pescadores durante la primera semana de la apertura de la pesquería del mero, luego de los dos meses de descanso que de forma anual se le da a la especie.

Luego de la apertura de la pesquería del mero el pasado miércoles 1 de abril, pescadores costeros del estado se vieron autorizados para poder dar inicio a la captura de la especie, sin embargo, las condiciones de los mercados internacionales por la pandemia, y las medidas sanitarias por esta misma contingencia en el país, redujeron de forma drástica sus condiciones laborales, debido a que gran parte de la flota de mediana altura y de altura, permanecerá amarrada durante los próximos meses.

Ante esto solo un pequeño grupo de entre 5 y 10 embarcaciones de las más de 450 naves pesqueras presentes en el puerto de abrigo de Yucalpetén, terminaron por registrar trabajos de avituallamiento, por lo que se espera su salida en los próximos días en función de que sus tripulaciones pasen los exámenes médicos pedidos por el dueño de las naves y que las condiciones del clima lo permitan.

Por su parte los pescadores rivereños, también registraron actividad en pequeña escala en Progreso, con la salida de un grupo de lanchas, las cuales registraron capturas positivas, con ejemplares de tamaño regular, pero al llegar a tierra, se toparon con que hasta el momento dicho producto aún sigue sin precio, por lo que continuarán trabajando con la incertidumbre de la ganancia recibida, esperando que las condiciones mejoren en los próximos meses.

Empresarios pesqueros del puerto, señalaron que por desgracia los mercados internacionales, principalmente el norte americano que funge como uno de los principales clientes del producto pesquero yucateco, sigue sin dar esperanzas de una pronta recuperación o apertura, debido a las graves condiciones que enfrenta el país vecino con respecto al Covid-19, en tanto que el mercado nacional tampoco figura como opción por la contingencia que se atraviesa a nivel nacional.

Por su parte Ana María Frías Salazar, presidenta de la Federación de Cooperativas Pesqueras, señaló que la gente de las cooperativas no ha movido sus embarcaciones, debido a que no se tienen mercado para la venta de los productos, por lo que las plantas no están comprando, de tal suerte que las naves que salga ahora por el mero, lo harán para consumo personal o su caso para surtir al mercado local.

Junto con estos problemas, las condiciones meteorológicas también jugaran un papel importante en la situación pesquera del estado, debido a que el pronóstico de ingreso de mal clima en los próximos días, podrían detener por tiempo indeterminado los pequeños esfuerzos pesqueros y continuar hundiendo en crisis al golpeado sector pesquero local.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.