Nueva plaza comercial abrirá sus puertas en Progreso.

Progreso, Yucatán a 16 de octubre. Plaza comercial del API Progreso, comenzaría a operar antes de las vacaciones de Semana Santa luego de que la empresa Ricsa se hiciera acreedora a la concesión del espacio, según dio a conocer el director de la institución federal Raúl Torre Gamboa.

Luego de una inversión de 12 millones de pesos para la construcción de una plaza comercial a un costado de los muelles de altura de Progreso, la Administración Portuaria Integral del puerto, dio a conocer que la empresa Ricsa, ganadora de la concesión para el uso de dicho espacio, abrirá las puertas de las instalaciones antes de las vacaciones de Semana Santa del 2018, la plaza comercial albergará franquicias de comida y diversos productos, a fin de ofrecerle al turismo local, nacional e internacional una opción más en donde poder entretenerse al llegar a Progreso.

Torre Gamboa, explicó que este proyecto, impulsado por el Gobierno Federal, como parte de los trabajos de las administraciones portuarias, para apoyar a las poblaciones donde se localizan dichos puntos, vendrá a apoyar al turismo local, ofreciéndole a los visitantes un lugar nuevo para poder divertirse, ya que según han manifestado extranjeros provenientes de cruceros, su estancia en Progreso luego de un rato tiende a ser aburrida ante los limitados atractivos turísticos del sitio y las contadas opciones que ofrece el lugar.

El director del API Progreso, comentó que el espacio ofrecerá diversos productos de tiendas locales y franquicias nacionales y extranjeras, en donde las zonas de restaurantes ofrecerán menús variados excluyéndose del lugar cualquier tipo de producto como pescados o mariscos, a fin de evitar caer en lo mismo que se ofrece en todo el puerto.

Con esta nueva apertura, según comentó Raúl Torre Gamboa, se buscará reactivar el malecón internacional, el cual se encuentra evidentemente en abandono, a fin de que se logre explotar el potencial del sitio y con ello se amplíen las posibilidades de desarrollo del puerto; en torno al regreso de la inversión se dio a conocer que el contrato para la concesión obliga a la empresa a pagar su renta en función de dos situaciones una cuota fija, y una variable en función del número de visitantes extranjeros que lleguen al puerto vía marítima a través de los cruceros, lo que implica un mayor compromiso del API por buscar mejorar su capacidad de recepción de este tipo de embarcaciones, a fin de poder mejorar las condiciones del lugar, apoyar al sector turístico local y además conseguir mayores ingresos a través de dichos números.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.