Mal clima adelanta la veda.

Progreso, Yucatán a 29 de enero. Cierre del puerto a la navegación por las inclemencias del clima, adelanta la veda del mero, con el retorno de la mayor parte de los barcos pesqueros al puerto, los cuales, a dos días de iniciar el periodo de prohibición de pesca, ya no podrán salir nuevamente a la mar.

Con fecha límite en la captura del mero programada para este próximo 1 de febrero, con el inicio en el periodo de veda, pescadores yucatecos, ven adelantada esta prohibición, por consecuencia de las condiciones climáticas, ya que, ante la entrada constante de los frentes fríos, que durante todo el mes de enero se han venido registrando, las posibilidades de pesca que han podido ejercer han sido mínimas, y debido a la presencia de marejada y vientos fuertes por la entrada del frente frío No. 25 esta semana, resultará imposible que puedan salir a la mar antes de que dé inicio la veda de la especie.

A sabiendas de esta situación, la mayor parte de la flota pesquera de mediana altura, ya se encuentra bajo resguardo en el puerto de abrigo de Yucalpetén, llegando a tierra a lo largo del fin de semana y a primeras horas de este lunes, con registros de captura por debajo de los esperado, al traer en promedio cerca de 3 toneladas por embarcación, cifra que resulta negativa para el sector, quienes habían puesto sus esperanzas en este último viaje.

De acuerdo con hombres de mar del sitio, tanto la pesquería del pulpo, como la del mero, han resultado malas, por lo que gran parte de los pescadores, salieron con adeudos con patrones, de barcos o en el mejor de los casos apenas pudieron pagar los mismos, hecho que habla de una temporada de captura de regular a mala en 2017 y en el primer mes del 2018.

Por su parte rivereños comentan estar en una situación similar a la pesca de viaje, ya que, aunque sus salidas resultan de forma diaria, la presencia del frente frio a unos días del inicio de la veda, deja al mar sin las condiciones óptimas para desarrollar su trabajo, por lo que si salen en búsqueda de la especie resultaría muy difícil que pudieran conseguir buenos índices de captura, por lo que han decidido no arriesgarse y esperar la veda, preparando lo necesario para ir en búsqueda de especies alternativas o en su caso buscar algún trabajo en otra índole por los próximos dos meses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.