Limpieza del malecón no le pertenece al Ayuntamiento según José Cortes Góngora

Progreso, Yucatán a 02 de octubre. Presidente municipal de Progreso se intenta deslindar de la responsabilidad por la limpieza de la zona de playa del malecón de este puerto, argumentando que dicha área es privada, ya que la mayor parte del malecón se encuentra concesionada a particulares.

De acuerdo con el alcalde Progreseño, debido a las concesiones que tienen restaurantes y particulares en el uso y explotación de las zonas de playa del malecón, este podría considerarse privado por lo que el Ayuntamiento no tiene responsabilidad alguna para mantener los servicios de limpieza de la zona playera, mismos que deberían ser realizados por los dueños de las concesiones.

A pesar de ellos dijo, que los servicios se continuarán llevando a cabo, sin embargo recalcó nuevamente a los dueños de restaurantes y concesionarios de las zonas de playa, que no tienen por que exigir un servicio del cual ellos deben ser responsables, ya que el municipio ya no cuenta con ninguna concesión de espacio playero desde el regreso de la zona de arena comprendida a la altura del parque de la paz hasta el sitio denominado la casa del pastel,   los cuales desde el pasado sábado regresaron a estar bajo el control de la federación por petición del propio alcalde progreseño.

Ante esta declaración, los dueños de concesiones manifestaron que parte de las responsabilidades del municipio está en la de mantener la buena imagen turística del puerto, razón por la cual se demanda el apoyo en la limpieza de playas, ya que a pesar de que el sargazo es removido por personal de dichos sitios de manera cotidiana todos los días, la maquinaria municipal realiza de mejor manera el trabajo.

De igual manera los comerciantes y restauranteros, lamentaron la actitud del primer edil, ya que consideraron que dicha posición en contra de los concesionarios es una evidente falta de visión, ya que al final de cuentas la limpieza de las playas del puerto resulta benéfica para la población en general y abona en favor de una imagen positiva del turismo hacía el puerto.