“Huateros” dan primeros golpes a barcos pesqueros.

Progreso, Yucatán a 18 de agosto. Desaparición de producto pesquero en altamar en embarcaciones de mediana altura y rivereña, impacta a la pesquería del pulpo en sus primeras semanas de apertura, aseguran empresarios pesqueros.

Junto con la enorme incertidumbre generada por la limitada actividad de los mercados nacional e internacional en torno al producto del mar, los bajos precios, la baja producción y demás factores relacionados a la contingencia sanitaria, empresarios pesqueros, señalaron que ahora han tenido reportes de la aparición de actividades de “huateo” (venta de producto en altamar sin que sea reportado en la pesca total de una embarcación).

Los denominados “Huateros” encargados del robo y compra de producto en altamar a pescadores, ya han sido detectados operando en costas del estado, lo que ha encendido los focos rojos entre empresarios pesqueros locales ante las graves pérdidas que prácticas de esta naturaleza significan para sus negocios.

De acuerdo con los industriales pesqueros, en diversas zonas del estado se han presentado los primeros casos de este tipo de práctica, hasta el momento sin violencia, en donde los pescadores buscando tener mayores ingresos venden parte de su producto a compradores aun estando en el mar, de tal suerte que al regresar a tierra los hombres de mar reportan bajos niveles de captura con los dueños de las embarcaciones con las que laboran.

Este tipo de práctica, según se dio a conocer, lesiona gravemente a los inversionistas que ponen el capital para la salida de las embarcaciones todos los días o en su caso para los dueños de barcos que van de viaje por varios días, ya que al poner su dinero en una salida de pesca, se pretende recuperar a través del volumen de pesca la inversión y poder ganar dinero con el excedente, sin embargo, al no reportarse los índices reales de captura, el único afectado de dicha situación es el inversionista.

A la larga este tipo de acciones generan pérdidas para los empresarios, provocando que no puedan seguir invirtiendo en la pesquería y por tanto reduciendo la cantidad de naves que salen en búsqueda del producto.

Ante esto el sector empresarial comentó que además de pedir mayor vigilancia a las autoridades para evitar este tipo de prácticas, apelaron a la conciencia y buena fe de los pescadores, para que no incurran en actos de esta naturaleza, ya que al final de cuentas los daños al generalizarse terminan provocan afectaciones a todos los dependientes de la actividad pesquera y no solamente al sector empresarial.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.