Grupo de barcos operará hasta que la autoridad lo permita.

Progreso, Yucatán a 07 de abril. En medio de los graves problemas económicos que atraviesan familias de pescadores a lo largo de toda la costa yucateca, Progreso ha registrado la salida de unas cuantas embarcaciones pesqueras, en el inicio de la temporada de captura del mero, en donde los empresarios pesqueros señalan que continuarán brindado trabajo a sus pescadores y personal, en tanto la autoridad se los permita; llevando a cabo tanto la salida de naves, como la compra de producto pesquero para congelamiento.

Ante esto Daniel Zacarías Martínez, indicó que actualmente en medio de la pandemia por el coronavirus, el sector pesquero atraviesa una difícil situación, ya que la contingencia impactó al estado en uno de los periodos de mayor carencia, porque la pulpería fue mala, llegó la veda y ahora el Coronavirus Covid-19 que frenó la temporada vacacional y restringió el tránsito de turistas y locales.

Por lo que muchos pescadores han presionado para buscar la salida de las embarcaciones y con ello favorecer la economía en sus hogares, llegando incluso, los propios patrones de barco, a exigir la salida de sus naves, bajo la amenaza de abandonar las embarcaciones e irse en otras en caso de no permitir las salidas a la pesca.

Zacarías Martínez, comentó que en base a esta situación y siguiendo los lineamientos de las autoridades marítimas del país, se han tomado medidas para favorecer la actividad y buscar cuidar la integridad de los hombres de mar durante el viaje, de tal suerte que en el caso de la empresa Pescamex, se han dado a la tarea de llevar a cabo exámenes médicos a sus pescadores, en donde si bien no se aplica la prueba del Covid-19 por que no se cuenta con ella, se busca evitar que personas con síntomas de la enfermedad formen parte de la tripulación, al mismo tiempo que se evalúa sus condiciones físicas y si existen enfermedades que pudieran agravar un brote.

Por su parte en las naves se fortalecerán las medidas sanitarias, llevándose a cabo labores de desinfección total de los vehículos marítimos, la instalación de lavabos, y prácticas de higiene, en barcos que solo llevan como máximo a un total de 7 personas, quienes, en caso de presentar síntomas durante el viaje, deberán regresar a tierra, para poder ser atendidos y seguir las recomendaciones médicas pertinentes.

Daniel Zacarías, agregó que la contingencia sanitaria refiere el aislamiento social, por lo que en ese sentido los pescadores embarcados cumplirán con las medidas en el mar, al mismo tiempo que les dan la oportunidad a sus familias de hacer lo mismo en tierra con dinero para poder subsistir, siendo le pero que les puede suceder, que al regresar de su viaje traigan consigo producto pesquero alternativo para poder consumir, en caso de que la pesca del mero no les favorezca del todo.

El empresario pesquero también hizo mención de que actualmente el mercado internacional se encuentra paralizado, y los precios del producto desplomados están valorados al 50% del valor de cierre de la temporada anterior, oscilando entre los $100 y $120 pesos por kilo, sin embargo, las plantas pesqueras pueden congelar el producto y con ello seguir apoyando a sus pescadores; finalmente recalcó que en lo que refiere a las empresas de su familia, estas continuarán trabajando en tanto la autoridad así lo disponga, a fin de mantener la estabilidad económica de las familias que de esto dependen y permitiendo que el producto pesquero, que es uno de los principales alimentos de la región no escasee.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.