Días de crucero, cada vez menos redituables para negocios progreseños.

Progreso, Yucatán a 19 de septiembre. Malecón de Progreso, continua sin repuntar en afluencia turística extranjera con la llegada de cruceros al puerto, este martes con el arribo del “Triumph” la cantidad de gente en el área de playa fue de apenas 200 visitantes aproximadamente.

Durante varias semanas la afluencia de gente en el malecón de este puerto, proveniente de los barcos que arriban al puerto de altura cada dos o tres días, ha estado por debajo de los normal salvo algunos casos especiales y escasos, lo que ha provocado la desesperación del sector turístico quienes ante las malas ventas que han conseguido, registran perdías importantes en su capital poniendo en riesgo decenas de empleos, los cuales podrían sufrir bajas en ajustes para mantener a flote diversos negocios.

Este martes la llegada del crucero “Triumph” no trajo cambios a la situación, puesto que con poco más de 200 personas en el malecón, las ganancias para los negocios locales fueron mínimas, ya que la mayor parte de los visitantes provenientes de la embarcación, ante la falta de atractivos en la zona, se dirigieron a visitar cenotes, ruinas arqueológicas y demás zonas existentes en los municipios del estado.

Por su parte los turistas que decidieron ocupar las áreas de descanso del malecón de este puerto se divirtieron a la orilla del mar, en donde la gran mayoría pudo disfrutar de la refrescante agua del lugar, mientras que otros permanecieron en la arena, se divirtieron jugando o bien disfrutaron de las bebidas, comida y servicios ofrecidos en el sitio.

Restauranteros y artesanos comentaron que desafortunadamente, esta baja en la cantidad de extranjeros que deciden quedarse en Progreso, vino a unirse a la temporada baja de los fines de semana, por lo que no existen condiciones para la recuperación de la inversión en muchos sitios, estando latente la posibilidad de reducir los días de apertura de algunos restaurantes o incluso reducir la cantidad de trabajadores en dichos lugares; sin embargo aseguraron que buscaran dejar estas opciones como últimos recursos a fin de no perjudicar la economía familiar de las familias de sus empleados.