Comienzan las “rayas” a barcos pesqueros.

Progreso, Yucatán a 06 de agosto. Apaleado sector pesquero ante el pésimo inicio de la temporada del pulpo, sufre nuevos reveces con los primeros desfalcos o “rayas” a embarcaciones de viaje, por parte de pescadores mañosos.

Patrones de barcos y armadores del puerto de abrigo de Yucalpetén, señalaron que junto con el pésimo inicio de la temporada de pulpo y la mala temporada de mero que han estado viviendo, se suman a sus pérdidas, la desfachatez y marrullería de supuestos pescadores, los cuales se comprometen a salir en búsqueda del producto en los barcos pesqueros, reciben el dinero del denominado “anticipo” y finalmente desaparecen el día de la salida del barco, llevándose consigo el efectivo conseguido.

Los patrones de barco, indicaron que desgraciadamente esta práctica se ha vuelto común a lo largo de los años, y significa un fuerte golpe para la economía pesquera, ya que los inversionistas que patrocinan la salida de una nave, cada vez realizan la inversión con mayor recelo, haciendo cada vez más difícil la confianza entre patrón y pescadores.

Como medida para reducir el impacto de robos o “rayas” a sus salidas, cada año los anticipos entregados a los hombres de mar han ido en decremento, esto con el objetivo de que, si existiera un robo de esta naturaleza, la cantidad oscile entre los 3 mil y los 5 mil pesos actuales, en comparación con los 10 mil a 15 mil pesos que se entregaban hace ya varios años.

Pescadores que laboran en Yucalpetén, indicaron desgraciadamente este tipo de prácticas es realizada primordialmente por personas del interior del estado los cuales logran hacerse de libretas de mar, haciendo los trámites correspondientes y durante los periodos de embarque aprovechan la confusión para colarse y recibir efectivo, sin embargo, indicaron que también es realizada por pescadores de puertos diferentes al sitio de donde salen las naves, a fin de que al momento de que se genere la salida del barco se ha complicado encontrarlos.

Según armadores y empresarios pesqueros de Progreso, se estima que las pérdidas anuales por este tipo de prácticas a embarcaciones viajeras en el estado, oscilen entre los 2 y 4 millones de pesos, siendo los principales momentos de este tipo de actos al inicio de las pesquerías de mero, langosta y pulpo, así como previas al cierre de las mismas, sin embargo, a lo largo de todo el año estas acciones se llevan a cabo sin poder controlar la situación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.