Comienzan actividades preparatorias para la “Pulpeada”.

Progreso, Yucatán a 17 de julio. Inicia el movimiento en el puerto de abrigo de Yucalpetén, para alistar barcos amarrados en la pesquería del mero, y dejar todo listo para el arranque de la temporada de pulpo a menos de dos semanas.

Luego de una temporada de mero con capturas muy por debajo de lo esperado, al grado de provocar que la mayor parte de la flota de embarcaciones de mediana altura terminara por ser amarradas al puerto de abrigo, esta semana hombres de mar reiniciaron sus actividades en las embarcaciones, para la formación de las tripulaciones que conformarán el potencial pesquero de cara a la apertura de la temporada de pesca del molusco.

Los pescadores señalaron que como trabajadores se encuentran en la total disposición de hacerse a la mar, situación de la cual están ansiosos, sin embargo, se encuentran a la espera de las resoluciones que tomarán los dueños de las embarcaciones e inversionistas, para poder conocer cuántas y cuáles serán las naves que saldrán desde el inicio de la temporada del pulpo, y estar pendientes sobre las siguientes salidas.

Actualmente el sector se encuentra a la espera de la llegada de los materiales para las artes de pesca, principalmente de las denominadas jimbas, provenientes de pueblos del interior y sur del estado, así como de conocer cuáles serán las condiciones de carnada que se vivirán, tanto en precio como en existencia, situaciones que impactarían directamente con la visión y riesgo que tomen los armadores al momento de darle salida a alguna nave.

Por lo pronto los barcos amarrados al puerto de abrigo se encuentran recibiendo los últimos ajustes, en temas de mantenimiento y limpieza, a la espera de que una semana antes del inicio de la captura de pulpo, se arranque la entrega de anticipos y se comiencen las compras de víveres e insumos para el primer viaje de dicha temporada.

Por lo pronto la situación para el molusco no pinta del todo positiva, debido a que según indicaron empresarios pesqueros, se teme que el precio pueda comenzar por debajo de los normal, entre $60 y $100 pesos por kilogramo, esto de debido a diversas condiciones, que hacen que el mercado se encuentre en un periodo de mucha inestabilidad, lo que no beneficia en nada al inicio de la pesquería.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.