Cierre de vacaciones en la playa.

Progreso, Yucatán a 28 de abril. Sorpresiva multitud de personas cierran las vacaciones de semana santa en Progreso y sus comisarías, luego de que este domingo se registrara una gran afluencia de gente en áreas turísticas, en una temporada de descanso que dejó grandes beneficios económicos a esta comunidad.

Con unas vacaciones de primavera de fuerte arribo de visitantes en Progreso, donde cada fin de semana se registraron cada vez más paseantes, este domingo miles de personas decidieron terminar su temporada de descanso en el puerto de Progreso, con el objetivo de hacerlo de manera agradable y relajada, permitiéndose visitar las playas del malecón y otros sitios turísticos del lugar, a fin de reducir el intenso calor que gobernó durante todo el día, gracias al cielo despejado e inclemente sol que se dejó sentir.

Desde temprano comenzaron a arribar visitantes al puerto o en su caso iniciaron actividades aquellos turistas que se quedaron desde el sábado en el lugar, ocupando las zonas de playa para disfrutar primeramente del amanecer, para posteriormente con el mar en calma, echarse el primer chapuzón; a lo largo de todo el día la afluencia no se detuvo y los turistas llegaban y se retiraban de la playa de forma constante.

Los negocios de los alrededores, tanto turísticos como comerciales, reportaron gran movimiento desde muy temprano, generándose en los sitios buena derrama económica, ya que los vacacionistas con su llegada generaron ventas favorecedoras para distintos sectores.

Cerca del mediodía la afluencia vacacional se vio incrementada, generándose lapsos importantes de embotellamientos en las calles principales del puerto, en especial en aquellas vías que conducían al malecón, las cuales en algunos instantes tuvieron que ser cerradas a la circulación por elementos policiacos a fin de aminorar la presión del tránsito por estos lugares, redirigiendo los vehículos hacia vías alternas menos transitadas.

Gracias a la presencia de cuerpos de seguridad en las zonas costeras y comerciales, así como en los puntos de mayor afluencia de gente, Progreso proyectó seguridad en calles y playas, logrando atraer a la enorme cantidad de visitantes que se dieron cita en este lugar a lo largo de todo el lapso de asueto.

En retorno a la capital del estado de los miles de visitantes se formaron largas filas de automóviles a la salida del municipio, teniendo fuerte demanda los camiones de transporte público, los taxis rondaron en precios de $350 a $450 pesos del centro de Progreso al centro de Mérida, mientras que los servicios de plataforma de transporte se encontraron desde los $250 pesos, llegando incluso a alcanzar los $600 pesos.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.