Calles de Progreso inundadas de baches.

Progreso, Yucatán a 09 de junio. Tras la reducción de inundaciones en Progreso, se hicieron visibles los daños al pavimento de las calles, resultando dañadas zonas de alta afluencia vehicular y principalmente calles en colonias populares del municipio.

Tras el paso de los días, luego de los embates de “Cristobal” en Progreso y las fuertes inundaciones dejadas en múltiples calles de la comunidad, poco a poco el agua ha ido descendiendo, dejando ver los daños ocasionados por el agua a las zonas pavimentadas del lugar, debido a que, a partir de la enorme cantidad del líquido, baches que ya existían se hicieron mucho más grande y profundos, al mismo tiempo que se formaron varios nuevos.

El descenso del agua dejó a la vista daños graves en zonas populares del municipio, mismas que durante el paso del fenómeno meteorológico, obligaron a los habitantes a abandonar sus casas debido al incremento en el nivel de agua, que incluso provocó el desborde de la ciénega; sin embargo, los daños también se extendieron en calles de alta afluencia, céntricas y de uso importante.

Muestra de estas afectaciones de pueden observar en áreas tales como la calle 86, vía de ingreso de los camiones de carga rumbo al muelle fiscal, el cual presenta agujeros de enorme tamaño y gran profundidad en diversos puntos del tramos, mientras que las calles 31, 33 y 35, que conectan a todo el municipio, también fueron víctimas en diversos tramos principales de la destrucción de pedazos de su cinta asfáltica, situación que ha perjudicado de forma directa al tránsito vehicular en dichos sitios.

De acuerdo con vecinos de las zonas afectadas en estas vías, durante el mal tiempo, los lugares eran trampas para los vehículos debido a la posibilidad de quedarse sumergidos por la presencia del agua, sin que eso significara en dicho momento causa de accidentes de otra naturaleza, ya que transitaban con velocidad baja por los lugares, pero posteriormente los mismos agujeros han seguido siendo considerados trampas, debido a que al bajar el agua, los conductores transitan con mayor velocidad y en más de una ocasión han generado accidentes, los cuales van desde pasar los agujeros rápido dañando sus naves, hasta provocar el derrape o caída de motociclistas, ciclistas y otros conductores al pasar por estos sitios.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.