Buscan acciones para frenar deterioro de manglares.

Progreso, Yucatán a 01 de mayo. Ante el deterioro de las zonas de manglares en Progreso y sus comisarías, intensifican desarrollo de planes y estrategias en favor de la conservación de estos espacios, los cuales lucen cada vez con mayores afectaciones.

Como muestra de las pésimas condiciones del mangle en el puerto, en las zonas pegadas a la zona habitada de Progreso, luce cada vez más dañados y menos cantidad de especímenes de mangle, debido principalmente al avance de las construcciones dentro de la ciénega, la tala inmoderada de vegetación en estos sitios y el arrojo de contaminantes líquidos y sólidos en el lugar.

A simple vista el follaje sur a las zonas habitadas del puerto, que colindan con la ciénega del lugar, se ha visto fuertemente reducida en los últimos dos años, debido a la insaciable necesidad de los pobladores del Progreso y sus comisarías de conseguir terrenos sin costo, para poder construir sus viviendas.

Ante esto se han llevado a cabo trabajos de tala y destrucción de espacios vegetales, eliminándose incontable cantidad de especies silvestres locales, entre las que se incluye, el protegido mangle, al mismo tiempo a fin de evitar ser descubiertos en la tala, inmediatamente se han realizado rellenos de estos espacios sobre los humedales, ganando terrenos a la Ciénega a costa de la destrucción de los ecosistemas.

En conjunto con estas acciones, la contaminación por el arrojo de basura y desperdicios tóxicos en el lugar, han contribuido a lograr esterilizar la zona, matando plantas y animales de forma incalculable, lo cual ha ido disminuyendo la población de todo el ecosistema.

Actualmente los más de 10 kilómetros que comprende el área habitada de Progreso, Chicxulub y Chelem en lo que respecta al área de ciénega, ha sufrido cerca de un 50% de daño de la totalidad de su vegetación silvestre, en relación a hace 10 años, según comentaron vecinos del lugar, quienes han visto como poco a poco el avance de la población hacía estos sitios, ha ido provocando la disminución de los mangares de manera alarmante.

De acuerdo con los mismos colonos, las autoridades municipales y federales de protección al ambiente, nada han podido hacer ante esta situación, debido a la inconciencia de la población, que a pesar de saber los daños que puede provocar, las afecciones al ambiente, continúan llevando a cabo este tipo de acciones sin el menor problema.

Debido a ello las últimas acciones de la autoridad municipal en la intervención en zonas de construcción de Chicxulub puerto hicieron eco entre los pobladores, pero ante la falta del respaldo de la autoridad federal, se ha optado por el desarrollo de programas y estrategias mejor planteadas, que obliguen a las instituciones federales y estatales a tomar con seriedad este delicado asunto.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.